Sarah Grilo en el estudio que compartía
junto a su marido, Fernández-Muro, en la
353 East 50th Street, Nueva York, 1967
ACTUALIDAD