Sarah Grilo y Fernández-Muro en su
estudio de Nueva York, 1964
Foto: Henry Grossman
para LIFE Magazine
ACTUALIDAD