Fernández-Muro junto a sus hijos,
Verónica y Juan, asomados a la 50th Street
desde el gran ventanal de su estudio,
Nueva York, 1964
ACTUALIDAD