Sarah Grilo, junto a una de sus obras,
en su estudio de Nueva York, 1964
ACTUALIDAD