José Antonio Fernández-Muro nace en Madrid en el año
1920. En 1937 se traslada junto con su familia a Buenos
Aires, donde su padre tenía intereses de negocios. En
1940 comienza a estudiar dibujo y pintura en el taller del
pintor catalán Vicente Puig. Allí conoce a la que sería su
mujer, la pintora Sarah Grilo, con la que se casó en 1944.

En 1947, siendo ya padres de dos hijos, Verónica y Juan
Antonio, la pareja decide trasladarse a Europa, y se
afincan primero en Madrid con la idea de instalarse, más
adelante, en París. Estos propósitos quedaron truncados
al no poder seguir recibiendo dinero de Buenos Aires
cuando el entonces presidente argentino, Perón, prohibió
la exportación de divisas al extranjero.

La familia Fernández-Muro-Grilo regresa a Buenos Aires
en 1950. Allí conocerían a algunos intelectuales
españoles exiliados por el franquismo, como Rafael
Alberti
. En 1958, Fernández-Muro recibe una beca de
museología de la Unesco. Su mujer, Sarah Grilo, se une a
él, y viajan juntos a lo largo de siete u ocho meses
visitando los museos más representativos de Europa y los
Estados Unidos.

En 1962 Sarah Grilo es galardonada con una beca de la
Fundación Guggenheim y la familia se traslada a Nueva
York
, donde residen, alternando temporadas entre esta
ciudad y la casa que construyen en Marbella.

Abandonan definitivamente Nueva York en 1970, año en
el que deciden instalarse en Europa. En 1980
Fernández-Muro y su mujer adquieren un estudio en
París, y alternan temporadas entre éste y su estudio de
Madrid.

En 1989 deciden quedarse definitivamente en Madrid,
lugar en el que Fernández-Muro vive en la actualidad. Su
mujer, Sarah Grilo, fallece en agosto de 2007.
ACTUALIDAD